RSSContacto

Valorización Energética

La valorización energética es la sustitución de combustibles fósiles como el coque de petróleo por combustibles derivados de residuos con alto poder calorífico.

La valorización energética de residuos en el horno de cemento es una operación segura, limpia y eficiente que se inició hace ya varias décadas y se viene desarrollando con éxito en la mayoría de los países de la Unión Europea, Estados Unidos y Japón.

En los países europeos más concienciados en protección medioambiental, como por ejemplo Alemania, Noruega,  Austria o Bélgica, los porcentajes de sustitución de combustibles fósiles por residuos oscilan entre el 50 y el 65%.  En España este porcentaje fue del 23,4% en 2015, con lo que todavía nos queda mucho camino por recorrer.

Es importante aclarar que estamos hablando de combustibles derivados de residuos, es decir, los residuos van en primer lugar a instalaciones de tratamiento adecuadas (gestores autorizados por la Comunidades Autónomas), y a partir de los mismos se elabora un combustible adecuado para su utilización en los hornos de cemento.

Los residuos que se utilizan en las fábricas de cemento como combustibles alternativos pueden ser sólidos o líquidos.

Combustibles sólidos:

  • Neumáticos usados.
  • Lodos de depuradora.
  • Serrín y madera.
  • Residuos de la producción papelera.
  • Plásticos.
  • Combustibles preparados a partir del rechazo de las plantas de reciclaje.
  • Residuos de industrias cárnicas.

Combustibles líquidos:

  • Aceites minerales usados.
  • Disolventes, pinturas, barnices y otros residuos líquidos.
  • Residuos de hidrocarburos.
  • Las empresas cementeras en ningún caso tratan residuos radioactivos.

Los combustibles alternativos ahorran emisiones de CO2

Muchos de los residuos utilizados en la cementeras son totalmente biomasa (por ejemplo madera, lodos depuradora, harinas cárnicas) o tienen un contenido parcial de biomasa (por ejemplo los neumáticos usados o los combustibles derivados de residuos urbanos). Este dato es muy significativo puesto que la utilización de combustibles con biomasa se considera neutra en cuando a sus emisiones de CO2.

biomasaLa biomasa es un producto que se obtiene a partir de materia orgánica (residuos de aprovechamientos forestales y cultivos agrícolas, residuos de podas de jardines, lodos de depuradora, etc.) y que sirve para producir energía.

Estos residuos, una vez preparados, pueden abastecer instalaciones de generación de energía, tanto térmica como eléctrica, en aplicaciones que varían desde calefacciones domésticas hasta instalaciones industriales, como por ejemplo las fábricas de cemento.

Además, si los residuos se utilizan como combustible en las fábricas de cemento, se ahorran las emisiones de gases que se producirían si estos residuos se quemasen en una incineradora.

La industria cementera utilizó en 2015 unas 749.000 toneladas de combustibles recuperados. Al utilizar estos combustibles procedentes de residuos se consiguió un ahorro energético de 364 kilotoneladas equivalentes de petróleo, lo que representa el consumo energético anual de cerca de 500.000 hogares, y un ahorro de CO2 de más de 624.000 toneladas, por el contenido de biomasa de estos residuos.

Actualidad

“Promoción de hábitos de vida saludable desde las fábricas de cemento” (AS-0028/2015)

“Promoción de hábitos de vida saludable desde las fábricas de cemento” (AS-0028/2015)

ver

Jornadas

ANTERIORES

Santander, 3 de noviembre de 2016

Madrid, 3 de marzo de 2016


© 2017 FUNDACIÓN CEMA. Todos los derechos reservados   |  Aviso Legal  |  RSS